Skip to content

Blog

gaviotas

¿Qué es el Mindful Eating o alimentación consciente?

El Mindful Eating o alimentación consciente es mucho más que masticar lento al comer o tener una relación sana con lo que ingerimos. Es alimentarnos en base a una observación clara de lo que vamos a comer, siendo conscientes de cada alimento y haciendo uso de nuestros sentidos. De esta manera, y si quieres saber más acerca del mindful para llevar adelante una nutrición saludable, sigue leyendo. ¡Te lo contamos todo a continuación!

¿Qué es una alimentación consciente?

Alimentarse conscientemente es aprender a enfocarse y a prestar atención a las preparaciones y comidas de manera intuitiva. Es tener un estilo de vida que se relacione con una alimentación en donde se tienen en cuenta las señales del cuerpo y la preparación de la mente, reconociendo los cambios que debemos hacer para disfrutar mucho más de las comidas.


que es el mindful eating o alimentación consciente

Esto quiere decir que una nutrición consciente nos anima a estar atentos a lo que se come y nos ayuda a poder mantener una relación óptima en donde tengamos en cuenta el aquí y ahora, viviendo la experiencia de saborear cada alimento.

Una alimentación consciente incluye dejar afuera los malos hábitos alimentarios para realizar cambios que favorezcan la relación con la comida. ¿Qué queremos decir con esto? Que prestar atención a los alimentos que ingresan en nuestro cuerpo, a las texturas, los olores y sabores, será fundamental para poder evitar impulsos o emociones que luego puedan desencadenar problemáticas en la salud.

En este sentido, cuando llevamos adelante una alimentación sin pensar, podemos ir realizando acciones como picar entre comidas e incluso ingerir alimentos sin tener hambre o disfrutar. Es probable que muchas veces hayamos comido sin ganas o porque estábamos aburridos, por lo que tomar consciencia de ello y hacerse preguntas en relación con la comida será la clave para poder cambiar estos hábitos. A su vez, el paso hacia el Mindful Eating es un proceso gradual en el que se debe practicar la toma de conciencia en relación con lo emocional y lo físico, además de prestar atención a los tiempos de saciedad y a las señales del organismo.

Importancia del Mindful Eating o alimentación consciente

La alimentación consciente trae numerosos beneficios para nuestra salud, siendo un proceso de cambio y hábito ideal para mejorar la ansiedad, la depresión y el estrés. Asimismo, contribuye con el equilibrio y el aumento del disfrute a la hora de comer, ya que no se trata de la cantidad o lo que se ingiere, sino que hace foco en cómo se ingiere. También es beneficioso para personas con diabetes tipo 2, y con trastornos alimenticios y obesidad.

Es, además, una buena práctica para mantener en balance algunos trastornos compulsivos y emocionales, y para mejorar la calidad de vida, siendo conscientes de nosotros mismo y de todo lo que nuestro cuerpo consume y asimila a diario.

Meditar activamente a la hora de comer, hacernos cargo y tomar decisiones nos ayudará a mejorar los hábitos alimenticios, no solo aumentando la percepción de nuestros sentidos y el disfrute, sino también incorporando nuevos alimentos a nuestra dieta —reemplazandolos por preparaciones más saludables y nutritivas.

Por otra parte, está demostrado que adoptar el Mindful Eating previene crisis nerviosas en relación con la comida y ayuda a alcanzar niveles de consciencia mucho más elevados, en donde el pensar, hacerse preguntas, concentrarse y enfocarse en lo que importa, será fundamental para no perder el autocontrol.

¿Cómo cambiar los hábitos y alimentarse conscientemente?

Para practicar la alimentación consciente es necesario realizar una serie de cambios en los hábitos alimenticios diarios, pensando y prestando atención a lo siguiente:

Hacerse preguntas

Es importante que podamos hacernos preguntas a la hora de comer, tales como: “¿Quiero comer esto? ¿Es lo que necesito ahora? ¿Tengo hambre? ¿Ya estoy lleno? ¿Estoy comiendo esto porque estoy aburrido?“. Identificando lo que deseamos y haciéndonos preguntas acerca de la alimentación, vamos a poder tomar conciencia y prestar atención a lo que realmente nos hace bien, es saludable, nos nutre y nos alimenta correctamente. Es fundamental conocer nuestro organismo y sus necesidades básicas.

Conocerse a uno mismo

Está perfecto que tengamos en cuenta distintas pautas a la hora de alimentarnos, aunque la alimentación consciente no se trata de seguir reglas estrictas. Es más bien llevar a cabo un hábito en donde tengamos en cuenta algunos consejos, aunque siempre desde el lado de nuestra experiencia personal, conociendo lo que nos hace bien o mal en cada momento. Esto quiere decir que, si bien vamos a enfocarnos en masticar más lentamente, servir las porciones justas o necesarias, no comer cuando trabajamos ni mirar la televisión o el celular mientras comemos, no todo esto lo deberemos realizar estrictamente o sintiéndonos obligados, sino tomándolo como un proceso de cambio para mejorar la calidad de vida.

Tener paciencia

Es sabido que realizar cambios de la noche a la mañana no es tarea sencilla, ni tampoco es lo más aconsejable. Esto es un proceso, como mencionamos anteriormente, y como tal lleva tiempo y necesita de paciencia y atención. Hacer foco en los hábitos alimenticios, logrando disfrutar de la experiencia y mejorando la relación con lo que ingerimos, va a ser la clave principal para desarrollar recuerdos nuevos que posibiliten adaptarnos a los procesos de cambios, asimilándolos y aceptándolos.

Que no existan obligaciones

Muchos de los problemas en las dietas son las exigencias y reglas que nos imponen las cuales, en varias ocasiones, son poco o nada flexibles. Lo bueno de esta práctica es que la tomemos como un proceso para mejorar la salud, mentalizándonos en que estamos ante cambios de hábitos perdurables. Sumado a esto, no va a ser recomendable esperar ningún resultado fijo ni tener que hacer esfuerzos en donde la experiencia se vuelva problemática, obligatoria y poco placentera.

La práctica hace al maestro

Otra de las cosas importantes ante estos cambios es tomarlo como una práctica en donde el cuerpo se debe ir adaptando de a poco. Es decir que, además de sumarle paciencia y no tomarlo como una obligación —donde debemos hacer esfuerzos innecesarios—, es fundamental tener compromiso pleno con el hecho de prestar atención. Para ello, lo indicado es considerar prácticas como la meditación, el realizar actividad física que nos mantenga activos y nos ayude a liberar endorfinas, y el practicar yoga o caminatas al aire libre.

Utilizar los sentidos

Muchas veces comemos rápido, sin pensar ni disfrutar de lo que estamos probando. Debido a esto, son pocos los momentos en el que nos tomamos el tiempo de observar, atender a los detalles y valorar la experiencia —así sea solos o acompañados. De esta manera, un ejercicio primordial de la práctica será utilizar todos los sentidos a la hora de ingerir alimentos. Por ende, lo mejor será siempre saborear y masticar muy bien las preparaciones al momento de cocinarlas y comerlas, observar los colores de los platillos, tocar los utensilios o la copa de vino que te sirvas y enfocarse en los aromas.

Conclusiones finales

Finalmente, es interesante saber en dónde estamos comiendo, cuándo lo estamos haciendo, con quién, cómo o por qué. Hacernos preguntas básicas y tener en cuenta el entorno de alimentación, además de la consciencia de nosotros mismos, hará que la experiencia nos pueda hacer reflexionar, tomando medidas cada vez más serias a la hora de establecer una relación placentera entre nuestra mente, nuestras emociones y lo que ingerimos.

Recuerda, la clave de la vida siempre está en disfrutar, y es lo que el Mindful Eating o alimentación consciente propone, alentándonos a tener días más plenos y saludables.

0
    0
    Tu Carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda

    Barcelona

    Almalibre Açaí House 🌴
    +34 931 376 301
    C/ Girona 118
    Derecha del Eixample
    08009, Barcelona

    Herbolario Navarro Barcelona Biospace
    C/València 186
    Dreta de L’Eixample
    08011, Barcelona

    Vegans & Bio
    Avenida Diagonal 329
    Derecha del Eixample
    08009, Barcelona

    Che Chipá
    Carrer de Puigmartí 29
    08012 Barcelona

    Pacífico Market
    Carrer de València 462
    08013, Barcelona

    H2H Vic Crossfit
    Carrer de Francesc Santcliment 65,
    08500, Vic

    Centre de Nutrició Masot
    Carrer Camí Ral, 158-168, Local 5
    08490, Tordera